¿Te vienes a Málaga?

Alquiler de temporada de verano en Málaga - julio - agosto septiembre

Málaga es una ciudad evolutiva

En las últimas décadas se ha adaptado y reinventado mil veces, evolucionando desde una ciudad costumbrista, desordenada y afuncional (sí, lo podemos decir .. fea) hasta convertirse en una metrópolis moderna y vital con una oferta turística no centrada exclusivamente en la bondad de su clima y el atractivo de las playas de la Costa del Sol:

    • La variedad y riqueza de su oferta gastronómica, púramente mediterranea
    • La aparición de numerosos espacios culturales de la categoría de los museos Carmen Thyssen, Picasso o Pompidou, entre otros muchos
    • La revitalización de sus calles y especialmente del Centro Histórico en la que malagueños y entidades públicas han centrado sus energías durante estos últimos años
    • Una oferta lúdica digna de las más importantes capitales del viejo continente
    • El carácter de los malagueños, abiertos y hospitalarios, orgullosos de su tierra y de su historia y a la par deseosos de disfrutar del Siglo XXI llevando a su ciudad como bandera

Todos estos movimientos la han empujado en una transformación que han convertido a Málaga en algo más que un mero centro administrativo de la Costa del Sol sino más bien en la ciudad más glamourosa de la costa y posiblemente de toda Andalucía, por la calidad y complejidad de una oferta turística global.

Desde Málaga se puede acceder a todos los atractivos turísticos de la Costa del Sol y más aún, a otras capitales rebosantes de encanto e historia como Granada, Córdoba o Sevilla gracias a los excelentes medios de transporte de que se dispone. Pero igualmente nadie que viaje a Andalucía y menos aún a la Costa del Sol debiera desperdiciar la oportunidad de conocer y disfrutar de esta ciudad morisca, costera, moderna, culta, vital …

¿Y desde dónde mejor que desde la misma Málaga se puede visitar Málaga?

.

 

Mas información en la página web de Turismo del Ayuntamiento de Málaga

 

Alquiler Málaga Turismo

Y sin embargo, ésto que sin duda ha supuesto un beneficio radical para la ciudad y un disfrute para los millones de visitantes que Málaga acoge cada año, para otros lo que ha supuesto es un gran INCONVENIENTE.

A través de lo que plataformas de lo que ha venido a denominarse “economía colaborativa”, los propietarios de viviendas vacías en la capital han accedido a un suculento nicho de visitantes (nicho de mercado) que desean visitar la capital y, con unos costes mínimos, obtener cuantiosos beneficios.

Hablamos de plataformas tales como:

  • Airbnb
  • Wimdu
  • Pisos.com
  • Fotocasa
  • Y así un largo etcétera

Ésta es una actividad, por descontado, absolutamente LE-GÍ-TI-MA. Siempre y cuando se cubran los requisitos legales para la actividad, se tributen los ingresos correspondientes, se ofrezca a los inquilinos las atenciones a las que la ley obliga, etcétera.

Sin embargo decíamos que ha supuesto un inconveniente. ¿Y para quienes?.

Ha supuesto un inconveniente para aquellos que lo que buscan no es un alquiler vacacional, sino un alquiler para la temporada de verano.

La mayor y mejor accesibilidad a la oferta de alojamientos ha supuesto, en paralelo, un incremento exponencial del precio de la pernoctación, que llega a ser en ocasiones muy superior en estos “apartamentos turísticos” al que puedes hallar en los hoteles y otros establecimientos hoteleros.

Y ante este “repoker” de ventajas, pocos son los propietarios que optan por la figura del alquiler vacacional en Málaga, ya que el alquiler turístico en la Costa del Sol les reporta mucho mas beneficio.

De manera que la persona que ha de trasladar su residencia, de manera temporal, a Málaga – ya sea por trabajo, ocio, visitas a familiares o buscando una conjunción concreta de astros – se topa con ese muro de alquileres que, para temporadas medianas, equivalen más que a la entrada de un coche a la entrada para un pequeño apartamento en su ciudad de origen.

Todo esto con el agravante de que la escasa oferta existente para el alquiler vacacional en Málaga no puede (o cree que no puede) anunciarse en estos grandes medios de divulgación que son las grandes plataformas como Airbnb, Wimdu, etcétera ..

Pero esto NO ES ASÍ. La normativa determina perfectamente 3 familias de alquiler de vivienda, a saber:

  • Alquiler de temporada (de invierno)
  • Alquiler vacacional (asimilado a la estancia en un hotel y con determinadas obligaciones, como el registro de entrada y salida, limpieza de habitaciones, etcétera)
  • Alquiler de temporada de verano (de junio a septiembre)

Nosotros sabemos que se puede venir a residir, temporalmente, en Málaga, en estancias no necesariamente superiores a los 2 meses, sin para ello dejarte el sueldo de dos meses.

Si quieres saber más (y ahorrarte algunas pelas), escríbenos a Info@malagalquiler.es y te informaremos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.